Archivo de la etiqueta: Maite Carranza

Palabras envenenadas (Maite Carranza)

Esta semana me sumerjo en el Premio Edebé de Literatura Juvenil 2010, con el libro Palabras envenenadas de Maite Carranza.

Argumento

¿Qué pasó con Bárbara Molina? Nunca se encontró el cuerpo ni se consiguieron pruebas para detener a ningún culpable. Una llamada a un móvil pone patas arriba el destino de muchas personas: el de un policía a punto de jubilarse, el de una madre que ha perdido la esperanza de encontrar a su hija desaparecida, el de una chica que traicionó a su mejor amiga.
A veces, la verdad permanece oculta en la oscuridad y sólo se ilumina al abrir una ventana.

Palabras envenenadas es una crónica de un día trepidante, vivido a contrarreloj y protagonizado por tres personas cercanas a Bárbara Molina, desaparecida misteriosa y violentamente cuando tenía quince años. Un enigma que, después de cuatro años sin resolverse, va a verse sacudido por nuevas claves. A veces, la verdad permanece oculta en la oscuridad y sólo se ilumina al abrir una ventana.

Una historia de mentiras, secretos, engaños y falsas apariencias que pone el dedo en la llaga sobre mitos incuestionables. Un relato escalofriante que disecciona la hipocresía de la sociedad española moderna. Una denuncia valiente de los abusos sexuales infantiles, sus devastadoras consecuencia y su invisibilidad en este mundo bienpensante nuestro.

Mi opinión

No suelo estar muy conforme con los premios literarios, pues siempre me acaban defraudando. Sin embargo, en este caso, y sin conocer el resto de las obras participantes, considero que es Palabras envenenadas es una gran obra digna de premio, no sólo por el tema que trata (los abusos sexuales), sino también la forma de afrontarlo.

La trama gira en torno al último día de trabajo de Salvador Lozano, el inspector de policía a punto de jubilarse, con un buen expediente salvo por un caso no resuelto, hace cuatro años: la desaparición de Bárbara Molina.

 «Ha aprendido a discernir las voces que esconden cosas y las voces que se esfuerzan por decir algo pero no se atreven» 

La autora utiliza el multiperpectivismo, con gran acierto, para profundizar en los personajes sin un claro protagonista, a pesar de que acaba con el inspector, deja abiertos varios temas con otros personajes.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Juvenil, Misterio, Narrativa