El sanatorio (Sarah Pearse)

Con un título más que prometedor, El sanatorio, me he sumergido en la primera novela de Sarah Pearse, quien hasta la fecha había publicado relatos en revistas y nominados a diversos premios.

Argumento

La policía Elin Warner recibe una invitación de su hermano, Isaac, con el que hace años que no habla, para asistir a la celebración de su compromiso en un hotel aislado en los Alpes suizos. En medio de una tormenta, el hotel, que antes había sido un sanatorio y tiene un terrible pasado, es más siniestro que acogedor. A la mañana siguiente de su llegada, Isaac descubre que su prometida, Laure, ha desaparecido sin dejar rastro.

Atrapados en el inquietante hotel, los invitados empiezan a sospechar unos de otros y las tensiones afloran. Y, sin que nadie lo sepa, otro mujer desaparece, y, con ella, la clave del peligro que corren.

Mi opinión

No todas las primeras novelas pueden ser malas, prueba de ello es El sanatorio es el libro con el que se estrena Sarah Pearse y he de adelantar, tiene una ambientación espectacular que me ha recordado a la película de El resplandor y también, vagamente, a Los ríos de color púrpura, incluso a la serie Mentes criminales.

La trama se aporta poco a poco con pequeñas pinceladas, así sabemos que la protagonista es una policía que está de baja laboral y no tiene mucha relación con su hermano. Sin embargo, recibe una invitación de boda de éste, que se va a casar, ni más ni menos, con una antigua amiga de la infancia con la que dejó de hablarse (éste punto no me queda del todo claro). Aquí comienzan a vislumbrarse varios puntos oscuros que dejan al lector con la intriga y que se desvelan lentamente.

Los personajes más importantes de la novela están suficientemente bien definidos. Partiendo de la primera víctima Daniel Lemaitre, socio de Lucas Caron dueño del hotel Le Sommet en los Alpes suizos, su hermana Cécile (mánager del hotel), la protagonista Elin Warner y sus hermanos Isaac, prometido con Laure (mejor amiga de la infancia) y su hermano fallecido Sam. Además, están Adele trabaja en limpieza, Margot la recepcionista del spa. Y, ¿cómo se enlazan todos ellos? 

«…sacar conclusiones precipitadas… es un error» 

Como adelantaba más arriba, la ambientación es sin duda el punto fuerte de la novela, incluso por encima del misterio al situarse en un hotel de lujo situado en los Alpes suizos, aislado por un temporal de nieve que impiden que llegue la ayuda necesaria.

«Este lugar, como Isaac, es todo fachada. Una fachada que oculta lo que realmente hay detrás»

La sensación de agobio, desamparo y opresión es constante. Los capítulos son cortos, lo que facilita una rápida lectura, pero además, es una lectura adictiva inquietante, un poco oscura y tétrica, más cercana al terror que a la intriga y en la que se descubrirá que, quien más quien menos, todos tienen secretos. 

Para finalizar, me gustaría dejar una frase para los momentos de desánimo, porque la vida no resulta como uno se imagina y hay que adaptarse y no rendirse.

«…tienes elección. Puedes ser valiente, Elin, elegir no dejar que el pasado se apodere de tu vida. (…) Tienes la posibilidad de elegir (…)Ha tenido que cambiar todo su modo de vida para adaptarse, pero nunca se ha quejado. Él eligió. Eligió no dejar que lo desanimara, que arruinara su vida. Tú puedes hacer lo mismo»

Novela: El sanatorio 
Autora: Sarah Pearse
Categoría: Best-seller / Suspense/ Policíaca 
Recomendación: 
Lectura adictiva para amantes del suspense y del terror.

Deja un comentario

Archivado bajo Best-sellers, Intriga, Narrativa, Policiaca, Terror, Thriller

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.