El testamento de los siglos (Henri Loevenbruck)

Atraída por una novela de acción con tintes esotéricos me he sumergido en la lectura de El testamento de los siglos, escrita por el escritor, guionista y periodista Henri Loevenbruck.

Argumento

Daniel Louvel es un guionista de éxito que vive ne Nueva York desde hace once años, los mismos que hace que no ve ni habla con su padre. Cuando, desde Francia, recibe una inesperada llamada que le informa de su muerte en accidente de tráfico, viaja a París. Al llegar descubre que su padre estaba llevando a cabo una misteriosa investigación sobre un objeto, La piedra de Iorden, que parece tener un extraño mensaje. Ayudado por Sophie, una atractiva periodista, decide continuar con la investigación y poco a poco va descubriendo que el mensaje podría ser una importante revelación que Cristo hizo a la humanidad, y que ha permanecido en secreto a lo largo de los siglos.

Acosados y amenazados por la policía y los matones enviados por las sociedades secretas, Sophie y Damien se verán inmersos en persecuciones y tiroteos, pero ninguno conseguirá detenerlos en su empeño por revelar a la humanidad el último mensaje de Cristo.

Mi opinión

El Testamento de los siglos reúne todas las características de un éxito de ventas. Una equilibrada unión entre acción y misterio y una trama muy elaborada con temas tan variados como los templarios, francmasones, los cátaros, los esenios, la cábala, artistas como Leonardo da Vinci y Alberto Durero, sectas ultraconservadoras del Vaticano, como Acta Fidei, la sociedad secreta internacional Bielderberg, o menciones al Irangate. 

La lectura es entretenida y el autor consigue mantener el interés en encontrar la famosa reliquia (piedra Iorden) y descubrir el enigma que esconde. Poco a poco la trama se va intensificando. Sin embargo, al llegar al final me he sentido decepcionada, como si tuviera un globo en mis manos que se ha desinflado de repente, nada más comprobar un desenlace flojo que no está a la altura del resto de la novela.

Para finalizar, la frases que dejo para reseñar se corresponde con una cita que tiene múltiples acepciones y que viene a decir algo así como que no se valora lo que se tiene hasta que se pierde.

Estamos obligados a no ver las cosas durante mucho tiempo para darnos cuenta de hasta qué punto son bellas”.

Novela: El testamento de los siglos
Autor: Henri Loevenbruck
Categoría: Narrativa/ Ficción Histórica
Recomendación: Para una lectura entretenida.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ciencia ficción, Histórica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s