La unión en el rebaño obliga al león a acostarse con hambre

Sus ojos cansados se han acostumbrado a la visión del inquebrantable muro de hormigón de tres metros de alto, que ha divisado desde su ventana durante veintiocho años. 

Sin embargo, después de tanto tiempo, ha llegado el ansiado día de derribarlo. Por la emisora de radio han anunciado la apertura de la frontera, a partir de esa medianoche. Momento en que se podrá cruzar sin necesidad de permisos especiales.

Sentado en la penumbra de su habitación Max observa esperanzado, cómo miles de berlineses se agolpan en torno a esa línea divisoria que le ha separado de su pasado y de su familia. Hacía muchos años que intentó rebasar esa barrera, infructuosamente. Como consecuencia de ese fallido intento conserva un cuerpo inválido y tullido, que no le ha permitido volver a intentarlo mas que en los momentos en que sueña despierto. En esos instantes en los que, simplemente, cierra los ojos y lo salta con la agilidad de una gacela. En otras ocasiones se imagina sobrevolándolo con la elegante rapidez de un águila.

Hasta el momento sólo ha sido un anhelo, pero hoy está más cerca que nunca de cumplirse. Lo corrobora el alboroto formado por miles de personas que se amontonan alrededor del muro con la intención de derrumbarlo.

Los gritos de una alegría desbordante llegan hasta los oídos de Max. El entusiasmo reinante le llena de gozo. Los observa en silencio a través de la ventana, sin poder evitar cómo las lágrimas se hacen paso a través de sus mejillas.

Abre las compuertas de la ventana para unir su ilusión a la de todos esos ciudadanos que gritan presos de una alegría incontenible  y contagiosa. Escuchar esa algarabía le produce una placentera sensación de paz.

La euforia reina en la calle. Hay gente por todas partes. Muchos de ellos estan provistos de martillos, cinceles, y picos con los que destruir ese muro para siempre. Mientras otros, los más jóvenes y ansiosos, escalan hasta la cima y saludan con ímpetu.

Al otro lado, les animan con gritos y cánticos de alegría. Se hace un ruido ensordecedor ante la aparición de cada nueva persona que logra traspasar el muro. Se abrazan y felicitan entre extraños como si de un familiar lejano se tratase, o incluso, un viejo amigo al que se ha echado profundamente de menos.

Por fin, Max veía esa barrera derribarse y sintió cómo la felicidad le inundaba de nuevo. Con cada trozo de muro caído renacía de nuevo su esperanza marchita. Cerró los ojos para disfrutar del momento. 

“Levantado el muro contra la voluntad de los inmortales dioses, no debía subsistir largo tiempo” (Homero).

 

En la noche del 12 al 13 de agosto de 1961 se construyó el muro de separación entre RDA y la RFA. El muro tenía una longitud de más de 120 km y una altura de entre 2,5 y 3 km. Además, la frontera estaba protegida por una valla de tela metálica, cables de alarma, trincheras para evitar el paso de vehículos, una cerca de alambre de púas, más de 300 torres de vigilancia y treinta búnkers. Se crearon tres puntos de control, a los que se les dieron nombres fonéticos: Alfa (Helmstedt), Bravo (Dreilinden) y Charlie (Friedrichstraße).

Durante la existencia del muro se contabilizaron unas 5.000 fugas a Berlín Occidental; 192 personas murieron por disparos al intentar cruzarlo y otras 200 resultaron gravemente heridas.

El 9 de noviembre de 1989, bajo la presión del mundo, el gobierno aceptó la apertura de fronteras y el derrumbamiento del muro. Después de varias décadas muchas personas volvieron a ver a su familia, y pudieron por fin, salir de un país que les cerraba la libertad de tránsito.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Curiosidades

Una respuesta a “La unión en el rebaño obliga al león a acostarse con hambre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s